Limpieza estacional de mente/intestino

Seasonal Mind/Gut Cleansing

A medida que avanzamos hacia una nueva temporada, muchos de nosotros estamos emocionados y listos para asumir cambios positivos, especialmente en lo que respecta a nuestra salud y bienestar. Hoy voy a presentarles una práctica antigua que está ganando atención renovada por sus beneficios holísticos: la limpieza kitchari.


¿Qué es la limpieza Kitchari?

La limpieza kitchari es una práctica ayurvédica tradicional que implica consumir un plato nutritivo y fácil de digerir conocido como kitchari. Esta comida sencilla está hecha de una mezcla de arroz, frijoles mungo amarillos partidos, ghee (mantequilla clarificada) y una selección de especias ayurvédicas como comino, cilantro, cúrcuma y jengibre. Una limpieza de kitchari implica consumir kitchari como principal fuente de alimento durante un período específico, que generalmente oscila entre unos pocos días y algunas semanas. Según los principios ayurvédicos, esta limpieza está diseñada para proporcionar un restablecimiento suave del sistema digestivo y al mismo tiempo promover el equilibrio en los doshas del cuerpo: Vata, Pitta y Kapha.


Raíces históricas y desarrollo

Las raíces de la limpieza kitchari se remontan a la antigua India, donde se desarrolló el Ayurveda, el sistema de medicina tradicional. Los practicantes ayurvédicos reconocieron las propiedades terapéuticas del kitchari y su capacidad para apoyar los procesos naturales de desintoxicación del cuerpo. El desarrollo de la limpieza está profundamente arraigado en la sabiduría colectiva de las tradiciones ayurvédicas transmitidas de generación en generación.


Por qué todavía se practica la limpieza Kitchari hoy en día

La práctica continua de limpiezas kitchari se puede atribuir a varios factores:

  • Desintoxicación: se cree que los ingredientes del kitchari, como el arroz, los frijoles mungo y varias especias, tienen propiedades desintoxicantes. Se cree que la simplicidad de los ingredientes y el proceso de preparación le da un descanso al sistema digestivo y ayuda al cuerpo a eliminar toxinas.
  • Reinicio digestivo: el plato también es fácil de digerir, lo que lo hace adecuado para personas con problemas digestivos o para aquellos que buscan restablecer su sistema digestivo. A menudo se recomienda en momentos de enfermedad, recuperación o cuando el cuerpo necesita un descanso de alimentos más pesados ​​o complejos.
  • Suave y nutritivo: Kitchari es un plato nutritivo y saludable que proporciona nutrientes esenciales y al mismo tiempo es suave para el sistema digestivo. El plato se considera una "proteína completa" ya que la combinación de arroz y frijoles mungo proporciona aminoácidos esenciales.
  • Patrimonio cultural: Kitchari está profundamente arraigado en el patrimonio culinario y cultural de la India. La tradición se ha transmitido de generación en generación y muchas personas continúan practicando limpiezas kitchari como una forma de conectarse con sus raíces culturales y mantener una conexión con las prácticas curativas tradicionales.


¿Cuánto tiempo se debe realizar una limpieza Kitchari?

1-3 días : a menudo se usa para un reinicio rápido, especialmente si alguien busca volver a una rutina de alimentación más saludable o abordar problemas digestivos leves.

5-7 días : esta duración permite una desintoxicación más sustancial y, a menudo, se considera una limpieza de duración moderada.

10 días o más : esta duración más larga se puede lograr para una desintoxicación más profunda o como parte de un programa ayurvédico o de bienestar específico.

Es importante tener en cuenta que, si bien una limpieza kitchari generalmente se considera suave y nutritiva, es posible que no sea adecuada para todos. Las personas con ciertas condiciones de salud, mujeres embarazadas o en período de lactancia, o aquellas con necesidades dietéticas específicas deben consultar con profesionales de la salud o practicantes calificados de Ayurveda antes de embarcarse en cualquier limpieza prolongada.


Receta Kitchari (4 - 6 porciones)

Ingredientes:

  • 1 taza de arroz basmati blanco
  • 1/2 taza de frijoles mungo amarillos partidos
  • 1 cucharada de ghee
  • 1 cucharadita de semillas de comino
  • 1 cucharadita de semillas de mostaza
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1/2 cucharadita de cilantro en polvo
  • 1/2 cucharadita de comino en polvo
  • 1/2 cucharadita de jengibre rallado
  • Opcional: 1/4 cucharadita de asafétida (hing)
  • 1 zanahoria mediana, cortada en cubitos
  • 1 calabacín pequeño, cortado en cubitos
  • 1 taza de espinacas, picadas
  • 6-8 tazas de agua (ajustar para obtener la consistencia deseada)
  • Sal al gusto
  • Cilantro fresco, para decorar

Instrucciones:

  • Lave el arroz y los frijoles mungo juntos en agua fría hasta que el agua salga clara. Dejar de lado.
  • Cortar en dados la zanahoria y el calabacín. Picar las espinacas. Dejar de lado.
  • En una olla grande, calienta el ghee a fuego medio. Agrega las semillas de comino y las semillas de mostaza. Déjalos chisporrotear.
  • Agregue cúrcuma en polvo, cilantro en polvo, comino en polvo, jengibre rallado y asafétida (opcional). Saltee por un minuto hasta que esté fragante.
  • Agrega el arroz enjuagado y los frijoles mungo a la olla. Revuelva para cubrirlos con las especias.
  • Vierta agua y agregue sal. Lleva la mezcla a ebullición.
  • Una vez que hierva, reduce el fuego al mínimo, tapa la olla y deja que hierva a fuego lento. Revuelva de vez en cuando.
  • Después de unos 15-20 minutos, añade la zanahoria y el calabacín cortados en cubitos. Continúe cocinando a fuego lento hasta que el arroz, los frijoles y las verduras estén completamente cocidos y tengan una consistencia similar a la de una papilla. Ajuste el agua según sea necesario.
  • En los últimos 5 minutos de cocción, agregue las espinacas picadas. Cocine hasta que se ablanden.
  • Prueba el kitchari y rectifica de sal si es necesario.
  • Adorne con cilantro fresco.
  • ¡Sirva caliente y disfrute de su reconfortante plato de kitchari!

Siéntase libre de personalizar esta receta agregando otras verduras, ajustando las especias o incorporando ingredientes adicionales según sus preferencias de sabor. Kitchari es versátil y puedes hacerlo tuyo sin dejar de disfrutar de sus cualidades nutritivas.


Incorporar una limpieza kitchari cuando necesitas un reinicio puede ser una experiencia transformadora y culturalmente rica. Ya sea que se sienta atraído por sus raíces ayurvédicas, busque el equilibrio digestivo o simplemente busque un comienzo de año consciente, la limpieza kitchari ofrece un camino probado hacia el bienestar.

Publicación anterior
mantente conectado con nosotros
¡Únete a la Tribu!